Más de 500 personas exigen ante el Tribunal Constitucional el derecho al voto de todas las personas con discapacidad

Publicada el 8 febrero 2017

concentración ante el Tribunal Constitucional
Compartido

CAMBIAR A LECTURA FÁCIL

VOLVER A LECTURA NORMAL

Unas 500 personas se han concentrado hoy ante el Tribunal Constitucional.

Estas personas reclamaban el derecho al voto de las personas con discapacidad intelectual.

Ha sido un acto en el que han participado varias organizaciones de la discapacidad, como Plena inclusión.

El motivo de esta concentración ha sido que este tribunal no permitió a una joven con Discapacidad modificar su incapacitación.

 

 

El acto reivindicativo se ha celebrado bajo el lema #MiVotoCuenta y ha contado con la presencia de  más de 500 personas, amén de los presidentes de las tres entidades convocantes: Santiago López(Plena Inclusión), José Fabián Cámara (DOWN ESPAÑA) y Luis Cayo Pérez Bueno (CERMI Estatal). Asimismo, Inclusión Europe, la organización que representa a nivel europeo a las personas con discapacidad y sus familias, ha mostrado su apoyo a la concentración celebrada en España.

El desencadenante de esta protesta cívica ha sido la no admisión a trámite por parte del Constitucional de un recurso de amparo interpuesto por la Fiscalía General del Estado que pedía que Mara, una joven gallega con discapacidad intelectual, pudiera votar. Las organizaciones convocantes consideran que cualquier negación del derecho al sufragio por el hecho de tener una discapacidad supone una clara discriminación, y vulnera la Convención de la ONU sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad ratificada por España en 2008.

Precisamente, durante la protesta, la madre de Mara; Mar Caamaño, y Antonio Hinojosa, una persona con discapacidad intelectual miembro de Plena Inclusión, han sido los encargados de dar lectura a un manifiesto en el que se denuncia la flagrante vulneración de los derechos de las personas con discapacidad al arrebatarles el derecho al voto. Al resto de la ciudadanía no se le realiza un examen para estudiar si alguien cuenta o no con unos supuestos conocimientos necesarios para votar, por lo que presuponer que una persona con discapacidad no puede ejercer un derecho fundamental en democracia cercena cualquier principio de igualdad.

Las personas asistentes han coreado lemas como “con mi voto no se juega” o “queremos votar” y portaron pancartas en las que podía leer “mi voto también cuenta” y han recordado que casi 100.000 personas con discapacidad no tienen derecho de sufragio en España por tener una sentencia de incapacitación.

 

Compartido
Categorías
Calendario de eventos