Las personas con discapacidad intelectual reivindican su derecho a representar al colectivo

Publicada el 16 junio 2017

Inauguración
Compartido

El pasado 14 de junio, en el Espacio Cultural MIRA de Pozuelo de Alarcón, más de 180 personas con discapacidad intelectual, familiares y profesionales de sus entidades se reunieron para abordar la reivindicación del colectivo sobre el derecho a representarse a sí mismo y tomar partido en los espacios de decisión, tanto en el interior de sus organizaciones como en otras plataformas del entorno.

Este derecho está recogido en el Artículo 29 de la Convención de la ONU sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, por el que los Estados Partes se comprometen a «promover activamente un entorno en el que las personas con discapacidad puedan participar plena y efectivamente en la dirección de los asuntos públicos, sin discriminación y en igualdad de condiciones con las demás», haciendo especial incidencia en organizaciones y asociaciones relacionadas con la vida pública y política y las específicas de discapacidad.

En este sentido, tanto Álvaro Rey, director general de Fundación Gil Gayarre, como Javier Luengo, director general de Plena Inclusión Madrid, pusieron de relieve que el movimiento asociativo de la discapacidad debe poner los medios necesarios para fomentar la participación de las personas con discapacidad intelectual en dentro de sus estructuras.

En este sentido Luengo “destacó el hecho de que en este proceso estén ya inmersas 13 entidades del movimiento asociativo, y recordó que Yo También Cuento culminará con la convocatoria de un proceso de representación autonómico. El director general de Plena Inclusión Madrid destacó que este proyecto de auto representación que hemos llamado Yo También Cuento y en el que nos acompaña la Fundación Repsol, es sobre todo, mérito de las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo, que van dando los pasos necesarios para conseguir llevar a cabo un proceso de representación exitoso”

En palabras de Rey, «las personas con discapacidad intelectual necesitan que les demos la palabra y que la puedan utilizar para defender sus derechos desde puestos de decisión. Sus necesidades tienen que ser escuchadas y es nuestra obligación favorecer que desarrollen sus capacidades para que ejerzan la representación del colectivo de manera efectiva. Que se alcen como ciudadanos de pleno derecho, únicos y con un papel importante en la sociedad. Sólo así construiremos una sociedad para todos».

La inauguración de la jornada contó con la presencia de Mª Jesús Chichón, coordinadora de la Oficina de Atención a la Discapacidad de la Concejalía de Familia, Asuntos Sociales y Mujer del Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón que puso de relieve la gran implicación que la corporación municipal tiene con la inclusión social de las personas con discapacidad intelectual.

Para enmarcar el trabajo de los diferentes grupos, Plena Inclusión Madrid dibujó el camino recorrido por las personas con discapacidad intelectual desde el movimiento de autogestores, por el que el colectivo tomaba voz propia para reivindicar sus derechos, al movimiento de la auto representación de la defensa democrática de sus reivindicaciones y la intervención en la toma de decisiones, no solo dentro de sus entidades, sino también en los espacios comunitarios en igualdad de condiciones con el resto de ciudadanos.

Asimismo, la Asociación Afanias y Fundación Ademo compartieron sus experiencias de representación, la integración de las personas con discapacidad en las juntas directivas de sus entidades y la forma de funcionamiento que tienen los equipos.

Tras las ponencias marco, los participantes trabajaron para resolver las cuestiones principales que afectan a la constitución de los grupos de representantes y perfilaron las posibles soluciones que comenzaría por confiar firmemente en las capacidades de las personas con discapacidad intelectual y darles voz y voto en la toma de decisiones de las entidades. Para lograrlo habría que implicar a toda la estructura de la organización y que los representantes puedan estar en todos los ámbitos, tanto de forma interna como externa.

Para lograr con éxito la inclusión de las personas con discapacidad intelectual en los puestos decisorios, los asistentes al encuentro concluyeron que deben contar con los apoyos necesarios para permitir la participación efectiva en la toma de decisiones. Asimismo, coincidían unánimemente en la importancia de la accesibilidad cognitiva para que toda la información, ritmos y tiempos de trabajo, así como los espacios estuvieran adaptados.

Igualmente, consideraron de especial relevancia realizar procesos electorales abiertos ya que fomenta la implicación de todas las personas que componen la organización y legitima a los representantes electos en el ejercicio de sus funciones.

Por último, subrayaron que sería necesario un plan de formación en derechos, deberes, valores y habilidades para la representación y la portavocía. Así como promover encuentros entre representantes de diferentes entidades para compartir experiencias y seguir avanzando juntos.

Esta jornada está organizada por Fundación Gil Gayarre, con el apoyo del Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón, en el marco del proyecto “Yo también cuento”, impulsado por Plena Inclusión Madrid con la colaboración de Fundación Repsol.

Compartido
Categorías
Calendario de eventos