Arranca el taller de danza coreográfica B-Side con la Compañía Nacional de Danza

Publicada el 14 septiembre 2017

cnd
Compartido

CAMBIAR A LECTURA FÁCIL

VOLVER A LECTURA NORMAL

Doce personas con discapacidad intelectual participan en un taller de danza.

Los profesores del taller de danza son bailarines profesionales de la Compañía Nacional de Danza.

El taller dura dos mes y se llama B-Sides.

Este taller forma parte del proyecto de Plena Inclusión Madrid, Más Cultura es Más Inclusión.

Este proyecto cuenta con el apoyo de Fundación Repsol.

 

Doce personas con discapacidad intelectual o del desarrollo participan en B-Side, el taller de danza coreográfica que organizan Plena Inclusión Madrid y la Compañía Nacional de Danza dentro del proyecto “Más Cultura=Más Inclusión” que desde hace varios años lleva a cabo el movimiento asociativo con la Fundación Repsol, desde el convencimiento de que la cultura, en todas sus acepciones, es fundamental para avanzar hacia la inclusión social.

Los bailarines de la Compañía Nacional de Danza, Jesse Inglis,  Elisabet Biosca y Sara Lorés Ara son los encargados de impartir el taller de danza a personas con discapacidad intelectual o del desarrollo, la mayoría de los cuales cuentan ya con conocimientos de esta práctica artística, durante los meses de septiembre y octubre.

La Compañía Nacional de Danza colabora con el proyecto “Más Cultura=Más Inclusión” desde el pasado año cuando se celebró, con motivo del Día Internacional de la Danza, un taller multitudinario en el que participaron con gran éxito 300 personas con y sin discapacidad, unidas por su pasión por la danza.

Esta colaboración es de gran importancia para el movimiento asociativo, pero sobre todo para las personas con discapacidad que no pueden acceder a formación reglada en disciplinas como la danza.

Según Plena Inclusión Madrid, a día de hoy todavía hay una creencia muy generalizada de que las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo no tienen capacidad suficiente para hacer algunas cosas, entre ellas bailar, sin embargo, esto no deja de ser un mito y podemos encontrarnos con muchas sorpresas. Precisamente por eso,  el proyecto se ha denominado B-side haciendo así una referencia a las caras B de los antiguos vinilos que pasaban desapercibidas para muchos y sin embargo su contenido, deparaba muchas veces grandes obras.

Compartido
Categorías
Calendario de eventos