Descripción

CAMBIAR A LECTURA FÁCIL

VOLVER A LECTURA NORMAL

Hay personas con discapacidad intelectual que están cumpliendo condena en la cárcel.

Son personas que han cometido delitos.

Plena Inclusión Madrid apoya a estas personas para que puedan incorporarse a la sociedad cuando salgan de la cárcel.

En Estremera hay una cárcel que tiene un edificio donde todos los presos son personas con discapacidad. Este edificio se llama módulo.

En este módulo hay presos con discapacidad intelectual y presos de apoyo. Estos módulos son buenos porque las personas con discapacidad están más protegidas al abuso y a la manipulación de otros presos.

El Ministerio del Interior dio una medalla a Plena Inclusión Madrid por este programa con los reclusos.

Existen personas con discapacidad intelectual que se encuentran privadas de libertad en los centros penitenciarios de la Comunidad de Madrid.

Plena Inclusión Madrid interviene desde 2003 en diferentes prisiones de la Comunidad de Madrid, ya que hasta ese momento las personas con discapacidad se encontraban disperas por las diferentes prisiones, en módulos ordinario sen los que se convertían en víctimas potenciales de abusos y manipulaciones, y sometidos a situaciones estresantes que podían provocarles alteraciones de conducta.

Desde 2009, se crea en el Centro Penitenciario Madrid VII en Estremera un módulo específico para reclusos con discapacidad intelectual una iniciativa, pionera en todo el territorio español, que permite que convivan en el módulo presos con discapacidad intelectual junto con internos comunes a los que Plena Inclusión Madrid prepara para hacer funciones de apoyo.

Los objetivos de la intervención tienen un perfil comunitario, y por ello se trabaja tanto con la personas con discapacidad intelectual como con aquellas personas que mantengan alguna relación con ellas. En este sentido, el módulo de apoyo permite a los reclusos con discapacidad intelectual realizar las mismas actividades que el resto de los internos, y disfrutar del uso de las instalaciones.

Plena Inclusión Madrid no descuida el resto de los centros penitenciarios, con quienes mantiene un permanente contacto con el fin de identificar, detectar y valorar a otras personas con discapacidad intelectual y solicitar su traslado a Estremera, en caso necesario.

El trabajo continúa una vez cumplida la condena o medida de seguridad, pues desde el programa se hace seguimiento de las personas con objeto de evitar la reincidencia así como de acompañar a aquellas personas con riesgo delictivo no privativas de libertad que tienen pendiente o han tenido algún trámite de tipo legal pero que no ingresan en los centros penitenciarios.

Como reconocimiento a su intervención, Plena Inclusión Madrid recibió en 2013, de la mano del Ministerio del Interior, la Medalla de plata al Mérito Social Penitenciario por este programa de intervención.

Este programa está financiado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, a través de la asignación tributaria del 0,7% a Fines Sociales.

Guía para cuerpos de seguridad – Plena Inclusión Madrid

Compartido